Lilymeth Mena Copiright 2014 © Todos los derechos reservados

Safe Creative

Registro de Propiedad Intelectual

Pa’ ti no estoy.

Si ya se que a veces no tienes ganas de seguir aquí. Pero yo no estoy para cumplir caprichos, ni los tuyos ni los de nadie. Y no tiene nada que ver con que tenga o no roto el corazón. Mira que ya muchos antes que tú, han tenido la idiota idea de que pueden tentarme, pero es difícil. No digo que imposible, pero difícil si, muy difícil.

No querrás saber que le sucedió al último pendejo que quiso comprarme, te lo aseguro. Por que si te lo contara, entonces si, tendría que llevarte conmigo. Andar dejando testigos es algo inexcusable.
Además a ustedes los vivos les encanta eso de pensar que todos tienen un destino que cumplir, que cada uno es especial, que cada individuo tiene una especie de misión.
Y pos la verdad a ti todavía no te toca.
Aunque a veces hagas tamaños berrinches, aunque yo tampoco te soporte cuando te pones…como te pones.
Mira, yo no tengo prisa, y cuando estás tranquila, sabes muy bien que tú tampoco. Así que te seguiré esperando.
Igual y es verdad, tal vez tengas una misión, o todavía tienes por ahí un par de cosas "inteligentes" que escribir. Y no te ofendas por que te diga las cosas así a lo bruto. Ten en cuenta que yo los trato a todos por igual, así que, espérate tantito, que ya cuando te toque, vendré por ti. De eso no tengas la menor duda. Me encanta la puntualidad. 
01 Noviembre, 2010
Lilymeth Mena.
Safe Creative #1011027741868

3 comentarios:

Jorge Muzam dijo...

Genial, mi querida Lilymeth. La señora calva mexicanizada tiene sus propias problemáticas existenciales. Un relato que funciona en dos niveles: es muy divertido por un lado, y profundamente duro por el otro.
Una joyita. Felicitaciones.

Lilymeth dijo...

Es que yo queria reservarle de una vez mi fecha, pero la muy canija me contesto "Pa' ti no estoy".
De momento.
Cierto, simpatico y fuerte. Cuando has coqueteado con ella muy de cerca.
Mil gracias, Jorge.

Lorena dijo...

Un aplauso!! En mi mente le puse vocesita con acento y todo; eso surge por efecto inmediato porque tutea. Tal vez haya empleado en ese jueguito mental los recuerdos de las series infantiles mexicanas que se pasaban en la Argentina o alguna que otra telenovela.. =)
Muy divertida y pelionera tu versión de la sra Muerte. Un encanto!!