Lilymeth Mena Copiright 2014 © Todos los derechos reservados

Safe Creative

Registro de Propiedad Intelectual

Sandwich de Atún…

Ya hace rato que me dejaron castigado. Con el calor que se siente. Yo no debería estar aquí, con el día tan bonito que hace allá afuera. Ya se que no estuvo bien lo que hice pero, ni que fuera para tanto. He hecho cosas peores y nadie me ha dicho nada, creo que ni se han dado cuenta.

A veces pienso que soy un poco tonto, todos parecen entender lo que significa ser bueno, menos yo.
Jacinto es un mentiroso, la maestra le pregunta si ya rezó los cuatro padres nuestros y los seis Ave María, el dice que si, pero no es cierto. La maestra como es muy viejita se lo cree y lo deja sentarse. Como yo no se mentir, me tienen aquí parado con diez libros de los gordos en lo alto. Ya me duelen los brazos.
Papá me dio con el cinto en las nalgas la vez que le corté una de las trenzas a Teresita, la directora le dijo que soy “Un niño problema”; y ni se por que lo hice, si se veía tan bonita con sus trenzas hasta la cintura.Ahora cuando la miro, siento re feo aquí dentro.
El sol ya se esta metiendo atrás del árbol del patio grande, justo cuando me gusta perseguir a los chapulines que van saliendo de la enredadera del salón de química. Yo no les arranco las patas ni los aplasto como hacen los demas. Nomás me gusta verlos correr entre mis pies y doy cada paso con mucho cuidado para no echarme ni a uno. El otro día metí uno grande en una cajita de cigarros de las que mi papá tira a la basura. Toda la noche se la pasó cantándome. Lo solté encima de las plantas del jardín para que coma y tome el sol.
Dice mamá que ya casi terminan las clases y estaré de vacaciones todo el verano, que no sabe que hará conmigo todo ese tiempo. Ojala me envíen a casa de la abuela, ella no me pega de manazos por comerme la mermelada o terminarme las galletas. Me deja salir a inspeccionar cerca del río y guardar mis bichitos en los frascos vacíos de café.
Hasta acá oigo como están jugando futbol en el patio chiquito afuera de la biblioteca. Me gusta cuando te sacas el suéter y se siente como te pega en la espalda bien duro el sol. A veces cuando termino temprano mi tarea me escapo a jugar en la calle con mis amigos de la cuadra, otras veces mamá me convence de quedarme dentro y ver la tele, dice que ensucio mucho mi ropa.
Me duelen harto los brazos y tengo hambre. Mañana que manden llamar a mi papá para contarle seguro me van a castigar otra vez. Como si ponerle tachuelas al profe en el asiento fuera la gran cosa. Tengo hambre y no puedo comerme el sandwich, mamá me va a regañar por volver a casa con un sandwich aguado.
27 Abril, 2010
Lilymeth Mena.
Safe Creative #1005246386061

3 comentarios:

Alicia dijo...

Jaajaja, Lily me encanta como escribes casi huelo el sandwich, buenisimo, muaaaaaaaaaaa

Anónimo dijo...

Lily, he regresado al jardín de infancia, donde hacía trastadas y pasaba tantas horas penado mientras en el patio jugaban los demás...ahora estoy hecho un hombre de provecho, o eso dice mi mami. ;)
Helio

Lilymeth dijo...

Ah que todos fuimos niños alguna vez, el sandwich aguado era una constante para mi, que dias aquellos, gracias por leer Ali, un beso grande Helio.